Make your own free website on Tripod.com
Heme aquí, Envíame a mí

Jovenes Maria Reyna
Renovacion Carismatica

A el profeta de Isaías se le considera el más grande de todos los profetas en el antiguo testamento, sus mensajes eran fuertes y difíciles de escuchar, por eso no era muy popular en su oficio de profeta. Hacía llamados para que la gente se apartara de sus pecados y les advertía del juicio y del castigo de Dios.

¿Porque haría Isaías esto? El pasaje en Isaías 6 que relata el llamamiento de Isaías nos deja muy pocas dudas de esto. La visión que tuvo de Dios fue inolvidable. El encuentro que tuvo con Dios lo impacto para siempre.

¿Como fue ese encuentro? Puedes leerlo en tu Biblia en Isaías 6. Aquí esta el pasaje también (solo 6:1-8), en tu Biblia puedes leer el pasaje completo.



ISAÍAS 6
COMISIÓN DE ISAÍAS
1
En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

2
Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

3
Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

4
Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se lleno de humo.

5
Entonces dije: ¡Ay de mi! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

6
Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas;

7
y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

8
Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quien enviaré, y quien irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.






Podemos leer en el versículo 1 que Isaías vio al Señor sentado sobre un trono Alto y Sublime. Nuestro Señor esta sobre todo otro trono, y no solo esta arriba de ellos, sino que puede dominarlos y controlarlos.El Hebreo no dice que Isaías vio a Yahweh, sino a Adonai (el Señor). Esto lo aclaro Jesús (Jn. 12:41). Isaías vio la gloria de Cristo sentado sobre un trono. Un trono de gloria, ante el que hemos de adorarle. Un trono de gobierno, ante el cual nos hemos de someter. Un trono de gracia, al que podemos acercarnos con toda confianza.

Y la orla de su manto llenaba el templo (v. 1b) Isaías no era sacerdote, y en el tiempo en el que el vivió solo los sacerdotes podían entrar al santuario. Podemos pensar que Isaías tuvo una visión, como la que tuvo Juan en Apocalipsis. Isaías vio perfectamente a la shekina, la gloria de Dios.

Por encima de él había serafines Tenían seis alas. Con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. Aquí podemos ver que aún los serafines tienen reverencia y humildad ante el Señor, (al cubrir su rostro y sus pies) y muchas veces nosotros nos presentamos al Señor sin tener temor de El, debemos de aprender a temerle y a tener reverencia y humildad ante El. Los serafines también tenían dos alas para volar, y cuando el Señor los enviaba a cumplir un mandato, vuelan rápidamente. Esto nos enseña que realizan la obra de Dios con gozo y sin demora. Podemos aprender mucho de estos serafines.

El profeta escucha luego voces de alabanza Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria La Biblia nunca presenta a los ángeles cantando, siempre los presenta dando voces. Santo, santo, santo. Se repite tres veces. En Salmo 62:1 se repite dos veces del poder de Dios, pero aquí se repite tres veces Su Santidad, lo que en hebreo significa un gran superlativo, decir algo tres veces significa mucho. Nuestro Dios en verdad es Santo, Santo, Santo.

Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se lleno de humo La gloria del Señor, la shekina, estaba ahí, hasta las cosas inanimadas se estremecían con la voz del Señor

Entonces dije: ¡Ay de mi! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos Isaías tenía varias razones par temer así, Vivía en medio de gente de labios inmundos, por nuestras palabras seremos justificados o condenados, y Isaías dijo aquí que el tenía labios inmundos.

Pero pronto los temores del profeta fueron acallados, uno de los serafines voló hacia el para purificarle con un carbón encendido. Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado El espíritu de Dios actúa como fuego (Mt. 3:11). El profeta que se sentía muerto, pronto fue vivificado por el fuego de Dios. La culpa del pecado fue removido por la misericordia de Dios.

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quien enviaré, y quien irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí El profeta con labios ya limpio se pone enteramente a disposición del Señor, ofreciéndole toda su vida SIN CONDICIONES, el Señor podía mandarlo a donde El quisiera, fueran cuales fueran las dificultades que podrían enfrentárseles.




He escrito todo esto, porque este pasaje de la Biblia ha sido de gran bendición para mi vida, es difícil entregarte al Señor completamente, pero ES LO MEJOR QUE PUEDES HACER, a mi me ha costado trabajo, pero me agrada sentir que le estoy ofreciendo toda mi vida al Señor, Heme Aquí, envíame a mi, y al Señor estoy segura que le agrada más, el se agrada de que nosotros hagamos su voluntad.

Entrégate al Señor SIN CONDICIONES, dale toda tu vida, ofrécete para ser su embajador aquí en la tierra, tu lo necesitas, necesitas al Señor, y si te entregas a El, tu vida cambiara radicalmente. El tiene muchas cosas que ofrecernos, solo esta de que nosotros queramos hacerlas, EL TE QUIERE USAR, déjate, es bello ser un instrumento en las manos de tu creador. Recuerda que la batalla no es tuya, sino del Señor. El solo quiere que tu te dejes ser usado, el pondrá el poder.